miércoles, 21 de junio de 2017

En la calle.



En la calle.

Viven en la calle…
dejando que el mundo
errabundo
los encanalle.

Los destruya,
aniquile,
mutile,
prostituya .

Son gente
transparente,

Son gente
que no se siente.
Que no tienen para comer.
Que no tienen para dormir.

Que no debieron nacer…
porque su vida es un  continuo morir.

Son gente que no se ve…
que no miré
cuando pasé.

Y yo
¿Qué he hecho
por esta gente?
¿Es que mi alma murió?
¿Es que ella ya no siente?
¿O es lo que yo cosecho
porque ella se corrompió?

Con este frío…
¡D’s mío!
¿Cómo pueden vivir?
¿Cuánto deben sufrir?



Humberto Silva Morelli 

martes, 13 de junio de 2017

¡Que hiciste España!



Previo al poema…
¡Qué hiciste España!

El dominio de Hispania por los romanos se inicia el año 218 de la E.C., fecha del desembarco romano en Ampurias. Desde el año 306 hasta el año 337, Flavio Valerio Aurelio Constantino, fue Emperador de los romanos y llevó el catolicismo como única religión a Hispania. Sin embargo, hay quienes datan la presencia del cristianismo en España desde el siglo I, por la posible presencia en esa región, del apóstol Santiago el Mayor y por San Pablo, cuyo viaje a Hispania no se puede asegurar que se produjera, pero tampoco se puede negar, porque en la Epístola a los Romanos  15, 23-28 dice: Ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando desde hace muchos años ir a vosotros, cuando vaya a España, iré a vosotros, pues espero veros al pasar y ser encaminado hacia allá por vosotros una vez que haya disfrutado de vuestra compañía. Pero ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos, porque Macedonia… Y este deseo de San Pablo, algunos creen que se realizó… mientras otros aceptan la falta pruebas históricas de este posible suceso. Por tanto, la presencia aproximada del cristianismo en España se remonta aproximadamente a dos milenios atrás.

A principios del siglo V, entran los visigodos en la Península, sustituyen a la autoridad de Roma y mantienen al catolicismo con su carácter de religión única. Pasaron los años y de la misma manera como las instituciones que detentaban el poder político-económico-militar en España se robustecían y se unificaban… también se transformaban en más y más brutales, casi igualando durante la era de los Reyes Católicos, a fines del siglo XV, a la falta de humanidad que hoy enorgullece al auto llamado Estado Islámico.

La  “Inquisición” española o “Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición” fue fundada en 1478 por los Reyes Católicos para mantener la ortodoxia católica, mediante medios de tortura y muerte, que posteriormente han sido copiados por las peores dictaduras del mundo. Dentro de este marco histórico, en 1492, los Reyes Católicos, mediante el Edicto de Granada, ordenan la expulsión de todos los judíos de España, salvo los que “voluntariamente” se convirtieran al catolicismo. Este hecho que fue el colofón, de siglos de atrocidades contra los judíos y todos los no católicos, cuyo dolor se expresa en el siguiente verso de Sem Tov de Carrión en el siglo XIV y que yo, como chileno y judío de esta era, he recogido del alma de los viejos de mi Comunidad Sefaradí en Chile. (*)

Como poeta que solo le canta al amor y a los dolores que nacen del corazón, la he sentido y la he escrito para ti, mi querido lector, porque para mí, no importa la religión o credo que profeses… sólo importa si crees y practicas el amor.

(*) Sefaradí viene de la palabra Sefar o Sefarad (ver Génesis 10:30 y el Libro de Abdías… 20), primer nombre conocido o supuesto de Hispania o de España como hoy se le llama.





¡Qué hiciste España!

Los "Proverbios Morales" escritos por el rabí Sem Tov de Carrión, poeta judío del siglo XIV, están teñidos de la tristeza dada por el baldón, que España puso sobre los judíos. Para ejemplo, el siguiente botón:


Nin vale el açor menos
porque en vil nido siga,
nin los enxemplos buenos
porque judío los diga.


 Verso que yo he leído así:


Así como el amor no vale menos
por nacer en un nido impío…
los consejos rectos son buenos…
aunque los diga un judío.



Pienso…


¡Qué hiciste España!
¡Qué hiciste D’s mío! …
¿con mi pueblo judío…
si sabes que aún nuestra luz te baña?

Siento…
que faltó corazón…
razón
y pensamiento
para el daño que hiciste…
al pueblo que aún te llora.
Al pueblo que triste
aún te añora.

Aún convive contigo el pasado...
Dices que has cambiado...
Pero aún yo no sé
si volveré
a ser tu amado.

Y hoy
deseas corregir…
para vivir…
lo que no pudiste
entender.

Y hoy…
en parte yo soy…
de lo que no supiste
querer.

Porque aún yo soy
el hijo expulsado
de tu merecer.

No se
si todo podría volver
a ser.

Sólo se
que Tú… mi amor…
sigues siendo mi permanente dolor.



Humberto Silva Morelli

domingo, 4 de junio de 2017

Vivimos para amar.







Vivimos para amar

Vivimos para amar
y morimos para ser olvidados.
Pero lo poco que hacemos al dar,
nos permite ser recordados.

Lo que damos,
es la misión de amor,
que esconde tras sus manos…
El Señor.




Humberto Silva Morelli 


jueves, 1 de junio de 2017

Melancolía…





Ayer no pude escribir
poesía.
Estaba enfermo de melancolía.

No pude vivir
mi alegría
porque sentía…
que moría.

La vejez nos abandona…
nos lesiona…
por haber perdido
lo tenido…
y olvidado,
 lo ganado,
lo amado
y lo vivido.

Pero hoy se fue mi melancolía.

Hoy siento la belleza de un nuevo día.





Humberto Silva Morelli

sábado, 20 de mayo de 2017

El amor es una estrella




PENSAMIENTO…

El amor es una estrella cuya luz infinita,
si muere mil veces…
mil veces…
resucita.





Humberto Silva Morelli




sábado, 13 de mayo de 2017

Vi tu tristeza infinita




Vi tu tristeza infinita

Te vi con ilusiones
heridas.

Vi decepciones
de esperanzas fallidas.

Vi tu tristeza infinita
por una vida vacía.

Vi un alma que grita
en su agonía…
sin creer en caminos
ni en destinos.

Vi un alma que no cree…
¡Señor!…

Deja que ella balancee
la belleza
del amor…
con la tristeza
de la vida.
Para ella fallida
sacudida
y con dolor tejida.

El amor que llegó…
lo dejó partir.
No lo retuvo.
No lo mantuvo.
No lo cuidó.
Lo dejó morir.

Esa alma necesita amar y ser amada.
Necesita caer enamorada.

No la dejes sola.
Deja que su alma se sienta acompañada…
cuidada…
ilusionada…
besada.

¡ Señor!
Dale el amor
que esa alma necesita.

¡ Señor…
quítale a esa alma el dolor
que la marchita!
Ella quiere vivir…
Ella no quiere partir
sin conocer el amor.




Sólo vi los ojos de esa alma… y la entendí.
Humberto Silva Morelli
















martes, 9 de mayo de 2017

La vida es un regalo…



La vida es un regalo…


Uno muere en vida
si no quiere vivir.

Incluso nuestra partida
puede ser precipitada
en su salir.

La vida
no nos fue regalada
para morir…

Es un presente
para gozar de todo lo creado.

Es la simiente
de todo lo soñado.

Es el regalo que el Creador
nos ha dado
para tener…
lo que el calor solo
no ha concebido.

Lo que el aire solo
no ha tenido.

Lo que el agua sola
no ha logrado hacer…
y la roca sola
no pudo acometer.

Faltaba el Creador…
que lo quisiera
y los uniera
con amor…
para tener
la vida
en su primer
nacer.

Y un regalo no se debe botar.
No se debe regalar.

La vida
no nos fue regalada
para morir.

Es un presente
para gozar de todo lo creado.
Para gozar la vida enamorado.

Vive soñando en todo lo que has amado.
Vive el regalo que te han dado…
para que un día…
seas la simiente en un mundo de fantasía…
dando vida a todo lo que has soñado…
dando vida a un mundo enamorado.


Humberto Silva Morelli









miércoles, 3 de mayo de 2017

No todo lo que uno quiere


No todo lo que uno quiere

No todo lo que uno quiere…
ni todo lo que uno fuere…
se pierde cuando uno muere.

Nunca todo se olvida.

Siempre algo de lo dado…
ha quedado.

Siempre con algo hemos marcado
la vida.

Nadie ha pasado en vano.

Una mano
sostiene otra mano.
Y al sostenerla has querido al hermano.

Y al amar…
has aceptado recordar…
Que siempre… algo hemos dado
Que siempre… alguien nos ha amado
Que siempre… algo hemos dejado

Que nada se ha desperdiciado…
ni aún cuando uno muere…

Miserere…


Humberto Silva Morelli 

lunes, 24 de abril de 2017

30ª Estrofa de amor





“Ya no sirvo para nada”… -
decía el alma angustiada
de mi dulce enamorada.
Olvidando que yo la quería…
olvidando que yo también sufría,
porque ella es parte del alma mía.




Humberto Silva Morelli

miércoles, 19 de abril de 2017

La vida es hermosa…

 La vida es hermosa
pero termina
con la muerte.

El gozo de vivir
nos ciega…
y cuando la parca llega…
la vida se va.

La vida es veleidosa
y danzarina
como la suerte…
que sin advertir
como la muerte…
nos llega…
nos toca y se va.

Al empezar jugamos…
trabajamos…
y de viejos lloramos…
porque no sabemos
qué queremos…
ni para qué luchamos:
¿Para ser?
¿Para tener?

Y cuando estamos cansados,
gastados,
y usados…
Llenos de dolores
y doctores…
de a poco nos ponemos yertos.

Hasta que cerrando los ojos,
para no ver nuestros propios despojos,
sin desearlo
ni soñarlo…
estamos muertos.

Lo sabía…
y no me rindo.

Aunque se acerque ese día…
yo brindo…
amando la vida
con amor tejida…
y escribiendo mi poesía
llena de bellas estrellas…
para irme siendo amado
luchando por cosas bellas…
que siguen las blancas huellas
de un corazón enamorado…

Gracias amada mía,
por amarme…
besarme…
y por inspirar mi poesía.
Gracias a  todos los que me han querido…
porque por ustedes… ¡He vivido!
Y sigo viviendo…
mientras me sigan leyendo
y queriendo…
como hasta hoy ha sido.

Para mi amada Ruth,
mis amigos,
y esos lectores
que sienten mi corazón.

Este poema es lo que he pensado sobre la bella vida que el Señor me ha dado. Amo y soy amado ¿Qué más se puede pedir en mi largo vivir?

Humberto Silva Morelli